Puigcerdá y Robert Graves

eina-caballos dic2006 003

En “La diosa blanca” de Robert Graves, poeta y escritor, famoso y conocido popularmente por su obra “Yo Claudio”, he encontrado dos referencias interesantes sobre Puigcerdá y la Cerdanya.

En una de ellas alude al origen del nombre de Puigcerdá. Es una de las tantas hipótesis que circulan sobre el controvertido nombre. Teniendo en cuenta que el libro fue escrito en 1948 y que desde entonces ha llovido mucho y han surgido otras teorías que cobran más popularidad y no son tan polémicas. Hoy no obstante voy a centrarme sólo en el animal que parece ser está en el origen del nombre y en la posterior fama que en el mundo romano tuvo la comarca a través de los famosos jamones de los cerretani (nombre de la tribu autóctona del lugar) o de la Ceretania como pasó a denominarse bajo la dominación romana.

Copio el fragmento:

“La famosa sardana, danza de la cosecha de los Pirineos españoles, tal vez era ejecutada al principio en honor de esta diosa, que ha dado su nombre a la mejor tierra de pan de la región, el Valle de Cerdaña, cuya ciudad principal es Puigcerdá, o Colina del Cerdo”.

Y hay otro fragmento haciendo referencia al aliso, uno de los árboles sagrados en los mitos antiguos, dice así:

“Con las ramas de aliso verdes  se pueden hacer buenos silbatos y, según mi amigo Ricardo Sicre y Cerdá, los muchachos de Cerdaña en los Pirineos tienen una tradicional plegaria en catalán que dice:

Berng, Berng, sal de tu piel

Y haré contigo un silbato melodioso.

La repiten mientras golpean ligeramente la corteza con un tronco de sauce para desprenderla de la madera. Berng (o Verng, en el dialecto mallorquino) es también Bran. El llamamiento a Berng se hace en nombre de la Diosa del Sauce”.

 

Anuncios