Fieras

Se levanta por la noche. Enciende la lámpara de la mesita. Entra al baño en penumbra, y ve la sombra en el espejo y dos ojos amarillos mirándola. Permanece de pie, aterrorizada, inmóvil. “Sobre todo, no corras”. Transcurren unos segundos, no pasa nada, no se abalanza ninguna bestia sobre ella. Da la luz. Mira sus ojos en el espejo, traspasa la puerta de las pupilas y, allí dentro, en el fondo de la retina, un tenue fulgor ambarino reluce.

Copia de mirrorFragmento de Fieras.

Anuncios

2 thoughts on “Fieras

  1. Julio G. Alonso 10 septiembre, 2015 / 1:28 pm

    Es un microrrelato impactante. Me asombra cómo con cuatro pinceladas se puede crear tanta tensión y descubrir el miedo que somos capaces de producir y producirnos a nostros mismos.
    Salud.

    Le gusta a 1 persona

    • mitomago 10 septiembre, 2015 / 6:02 pm

      Gracias por tu comentario Julio. De hecho, aunque parece un microrrelato, es un fragmento de un cuento más largo(llamado Fieras) que trata sobre eso, los miedos y las fieras que pueblan lo exterior y el interior. Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s