El trampero – Vardis Fisher

Imagen del pintor Alfredo Rodriguez, un pintor exquisito que retrata con detalle y exactitud innumerables paisajes del viejo Oeste, colonos, tramperos, nativos, etc. :  http://www.alfredoartist.com/
TJBlack
Extraido de la web: http://www.valdemar.com
El Trampero fue llevado al cine en Las aventuras de Jeremiah Johnson (1972), de Sydney Pollack, protagonizada por Robert Redford y con guión de John Millius.
El Trampero (Mountain Man, 1965) narra la vida y aventuras de Samson J. Minard, cazador montaraz que recorre incansable las Montañas Rocosas, su hogar, y cuya filosofía resume el propio Fisher:
«Admiraba el valor sobre todas las demás virtudes; inmediatamente después venía el temple, y el tercero de sus valores era la compasión por los débiles o indefensos».
«Sam vivía en un mundo de criaturas salvajes, muchas de las cuales eran asesinas: la comadreja, el armiño, el halcón, el águila, el lobo, el glotón, el puma, el grizzly, el gato montés… un mundo en el que la primera ley de vida era matar o escapar del que mataba».

Vardis Fisher era, y eso se ve al leer esta obra, un amante y conocedor de la naturaleza, de la vida salvaje,  de la grandeza de los ilimitados horizontes libres, y las inmensidades de las montañas. Una gran sensibilidad que sabe transmitir en una obra con una gran belleza visual, poética, donde se perciben los sonidos de bosque y se siente el frio atenazar los miembros helados. Este fragmento donde describe una nevada es muestra de esa sensible conexión con la naturaleza:
“Todos revoloteaban, se balanceaban, bajaban y bailoteaban como pájaros enloquecidos por la alegría, pero nunca había visto que dos se tocasen. Se tumbaba en treinta centímetros de blanda nieve recién caída y observaba la míriada de copos hasta que los sentidos le daban vueltas y nunca vio un fallo en la pauta, siempre cambiante e infinitamente compleja. Era como si todos los copos tuviesen ojos. No fue capaz de adivinar dónde iba a caer uno, pues hasta el último instante en que tocaba nieve, tierra o agua, se balanceaba, bailaba y cambiaba su rumbo, pero caía como si hubiese encontrado el punto perfecto e inevitable para su blanda y pequeña carga de agua congelada.”
Anuncios

5 thoughts on “El trampero – Vardis Fisher

    • mitomago 8 enero, 2015 / 11:11 am

      Gracias Ruben por comentar.
      Te deseo también un próspero y feliz 2015

      Me gusta

  1. JOSÉ ÁNGEL ORDIZ 6 octubre, 2015 / 3:19 pm

    Qué hermosa película, y qué hermoso fragmento (nada había leído de Fisher, trataré de corregir mi error). A buenas horas llego, ya lo sé, pero antes no estaba.

    Le gusta a 1 persona

    • Q.M. 6 octubre, 2015 / 4:36 pm

      Sí, José Ángel, antes no estaba. Yo, en su día había visto los créditos en la película, conocía al autor simplemente de nombre, el libro solo estaba en inglés. Había que esperar. Entonces la editorial Valdemar apostó por traducir algunas de las grandes historias, vinculadas al oeste americano, de autores no menos grandes aunque desconocidos por estos lares. Vardis Fisher es un gran escritor y su obra tiene una merecida fama. El libro supera con creces a la película.
      Si estuvíesemos más cerca no tendría inconveniente en dejártelo.
      Un saludo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s